• Laura Maschietto

MANIFIESTO DEL ARTISTA

Declaración Pública de Principios e Intenciones

San Francisco / junio 2014 - marzo 2020



I. Primera Realidad: El Artista No Es Aquel Que Copia Sino El Que Crea.


El artista es aquel que crea más no el que reproduce la perfecta realidad. En vano es copiar frutas, personas u objetos con el simple fin de reproducirlo a la exactitud. De nada sirve utilizar el tiempo copiando algo que existe previamente. Para eso están las cámaras de fotografía, que bien reproducen fielmente la copia de esa realidad momento-instantánea.

El artista debe crear, no copiar. El artista debe hacer salir de su imaginación y creatividad algo que la propia realidad no provea, algo nunca antes visto y que sorprenda. El artista es un mago de la fantasía.



II. Segunda Realidad: Sobre el Proceso Creativo del Artista.


Hay dos tipos de artistas: los que crean y los que reproducen. ¿Qué es aquello que puede ser considerado arte? ¿Algo, acaso, que resulta de la imaginación del artista o de la compleja técnica que sabe emplear?

Los pintores impresionistas abandonaron completamente la reproducción de la supuesta realidad objetiva, y optaron por pintar el efecto que la luz produce en el objeto. Y marcaron el comienzo de un nuevo paradigma en la historia del arte. Vanguardia. El artista es aquel que vive en la Vanguardia.


III. Tercera Realidad: Del Secreto En El Equilibrio De La Técnica.


De cómo utilizar la técnica sin que obstaculice el paso del mensaje.

Del traslado del uso del color de manera substractiva a aditiva, es decir, del pigmento al haz de luz.

De la saturación.

De la repetición y la acumulación.

Del color como conductor de caminos visuales. Guía.

Tener en mente que con poco se puede mostrar mucho y que menos es más.

¿Impide la técnica dejar libre expresión al artista?

¿El artista es el que crea el concepto o el que demuestra dominio de la técnica?

La técnica como puente o como traba.

El secreto es el equilibrio.



IV. Cuarta Realidad: El Artista Como Comunicador Visual.


El artista debe transmitir un mensaje visual al espectador. Para ellos, tratará de encontrar la manera más directa de poder hacerlo. El mensaje visual del artista debe ser lo suficientemente claro para poder transmitir un mensaje. Y ese mensaje debe ser poderoso.



V. Quinta Realidad: El Artista Como Comunicador de Emociones.


Así como el artista debe comunicar un mensaje visual, dicho mensaje estará contaminado de emociones. El arte debe funcionar como comunicador emocional, logrando así compartir y/o desplazar emociones de un espectador a otro. Contaminación.



VI. Sexta Realidad: El Concepto de Transformación y Deformación.


Todo en la vida se transforma y se deforma. Si se transforma, pues, se deforma. Los alimentos que ingerimos, nuestro cuerpo, nuestra piel, todo en nosotros está sometido a los efectos de transformación y deformación, siendo el tiempo como el principal culpable de esa transformación.

Inmersos en sociedades de consumo como son las sociedad contemporáneas, difícil es no ser presa de la transformación y víctima de la deformación.

Todo en nosotros está sujeto a transformación y deformación.


VII. Séptima Realidad: El Compromiso del Artista Para con la Sociedad en la Que Vive.

El artista es una persona firmemente comprometida e involucrada con la sociedad en la que vive. El artista es, en parte, lo que el medio quiere que sea. Sin importar la sociedad en la que se encuentre, el artista debe comprometerse con su medio, involucrándose con la sociedad en la manera que mejor le sea posible. La sociedad influye y co-crea con el artista es por eso que el artista debe involucrar sus obras con los acontecimientos del momento.


VII. Octava Realidad: De Cómo el Collage Recrea y Crea A La Vez


El famoso juego du cadavre exquis: el sacar de un lado para poner en el otro.

Nosotros como materia humana nos reinventamos y nos transformamos de manera constante; del polvo vamos y al polvo venimos.

El arte se readapta, se recicla, se reutiliza y a la vez causa sensación de satisfacción para el contento de los espectadores.



IX. Novena Realidad: El Arte Como Creación o El Arte Como Producción.


¿Crear para comunicar o producir para vender? ¿Crear como método catárquico o como elemento de la pirámide consumista?



X. Décima Realidad: De Cómo Ser Mujer y Artista en Una Sociedad Contemporánea.


La sociedad influye en el artista. En una sociedad represora el artista encuentra más obstáculos en su camino personal de desarrollo creativo mientras que en sociedades de libre expresión se aumenta el volumen creativo del artista.

Ser mujer en una sociedad libre de expresión influye en la producción artística de la misma.


XI. Decimoprimera Realidad: El Arte Como Revolución.


El arte revolución. En cualquier tipo de disciplina en la que el arte se desempeñe se está enviando un mensaje. Un mensaje que transmite una idea. Una idea que debe ser propensa a la Revolución. No queremos ver artistas que divulguen los mensajes del sistema. Los artistas son el anti-sistema.

El artista debe promulgar ideas de una revolución pacífica de concientización.


XII. Decimosegunda Realidad: De Cómo La Publicidad Degeneró al Arte.


Largas son las horas que se acumularían si uno recolectase todos los instantes perdidos viendo publicidades en la televisión. Cabe destacar que los “creativos” publicitarios son, efectivamente “creativos”. Grandes cerebros estimulados con dinero están allí, del otro lado de la caja boba fabricando nuevos mini-mundos de perfección para tentarnos a comprar. Y lo más perverso es que la publicidad se impone, entra sin pedir permiso e interrumpe los momentos.


XII. Decimotercera Realidad: La Concepción de la Obra de Arte como Elemento del Mundo Virtual.


La obra del artista debe existir en el mundo virtual. Lanzar obras en Instagram o Facebook, crear perfiles y cuentas pero con contenido artístico. Sólo subir una cantidad limitada. Luego pasa a formar parte de lo que llamamos "cementerio virtual"


XIV. Decimocuarta Realidad: Sobre el Autoconocimiento.


Ese tiempo de encuentro con sí mismo permite una expansión libre de la creatividad.

"Nos encaminamos hacia una vida contemplativa, lo que no significa que estemos sentados en la meditación todo el día. Una vida contemplativa significa que uno considera cada aspecto de lo que sucede como parte de una experiencia de aprendizaje.

Uno permanece introspectivo en todas las circunstancias. Cuando uno se convierte en extrovertido, con lo que el Buddha llamó "juventud exuberante", uno va al mundo con pensamientos, discurso y acción.

Uno debe recogerse y volverse hacia sí mismo. Una vida contemplativa en algunos órdenes es una vida de oración. En nuestro camino esto es una combinación de la meditación y el estilo de vida. La vida contemplativa va dentro de uno mismo. Se puede hacer lo mismo con o sin recogimiento. La contemplación es el aspecto más importante de la introspección. No es necesario permanecer inmóvil todo el día y observar la respiración. Cada movimiento, cada pensamiento, cada palabra, puede dar lugar al entendimiento de uno mismo".

Ayya Khema


XV. Decimoquinta Realidad: El Arte y el Inconsciente.


"Hasta que no vuelvas consciente lo inconsciente, éste dirigirá tu vida y lo llamarás destino" Carl Jung.

¿Es el inconsciente un dominador de la mente?

Según Jung, la personalidad humana está compuesta por varios elementos, a ser:

-lo que se sueña

-lo que se piensa

-lo que se infiltra (el inconsciente)

Se debe partir del concepto de que el artista no es un ser único sino múltiple. Porque somos lo que pensamos y nuestra mente es plural.

El artista vive en un mundo interpretativo y es él quien crea su propia realidad de acuerdo a como la percibe.

El artista debe integrar sus múltiples personalidades para sentirse libre en la creación. Aceptar sus sueños más arriesgados y aprender a interpretar las señales. Ejercer una comunión armónica entrópica entre el íntimo desconocido que se manifiesta en la imaginación y los sueños y los que somos en carne y hueso. Los sueños son la forma más común en donde podemos observar los procesos informativos de este otro ser, de lo que oculta nuestra mente.

Aceptar la inspiración que viene desde el inconsciente, hacerla entrar en el mundo real.

Saber decodificar los sueños, ya que estos se manifiestan en símbolos y se debe aprender a decodificar su lenguaje: el cual es intuitivo y arquetípico


Décimo Cuarta Realidad: El Inconsciente.


Tomar distancia de mis pensamientos, dejarlos por escrito y retomarlo tiempo más tarde, logra en mí el efecto de mejor interiorizarlos. Todo desde la distancia se ve mejor. Como un cuadro de Monet.

El artista debe hacer consciente lo inconsciente para poder desarrollar su creatividad. Dándose cuenta de que uno puede manipular los sueños, entonces puede uno intervenir en su propia realidad y modificar el desrrollo.


Décima realidad: El medio.


Hace una semana discutía con un amigo sobre el por qué de utilizar determinada técnica. Mi dicotomía se basa principalmente en la distinción real / virtual. Como artista collagista se nutre de imágenes previamente existentes. Es la concepción en la que se ve la vida. Lo rico de lo material a nivel experiencia del espectador (riqueza de materiales, olor, dimensiones, etc) versus la inmediatez de la imagen bidimensional limitada a su reproducción en algún teléfono o pantalla digital. El medio por lo tanto depende qué reacción se quiera generar en el espectador. El espectador es el que hace real la obra, ya que al verla convierte la obra en obra de arte.

(a tratarse en realidad dedicada al espectador).

Utilizar las plataformas digitales para la exhibición de la obra permite entonces que la elección del material no se limite al mundo de la realidad, pues todo puede obtenerse con efectos visuales. No es necesario que el artista corra a buscar material real (pienso en aquellos que aporten verdadera texturalidad a un trabajo, pienso un retazo de seda o en algún elemento de la naturaleza) si todo puede conseguirse en el mundo virtual. Es una real dicotomía.

Por lo tanto, reitero que, de la elección del medio depende la finalidad con la que intencionalicemos a la obra, entendiendose así el espectador que elijamos para que la convierta en obra de arte.

Décimo sexta realidad: Arte y religión

Matar en nombre de la revolución Che Guevara? Chavez?


Realidad: El artista como ser dual.


Transcript of Borges, la dualidad

Jorge Luis Borges:

El doble, la dualidad, la identidad y el espejo El doble y el dualidad de ser: "Borges y Yo"

Esa historia es una critica personal. Borges como persona critica al Borges el escritor.

Las dos personas de esa historia tienen la misma nombre pero son completamente distintas.

Si uno quiere vivir el otro tiene que sufrir.

Al final de la poema Borges sabe que hay una diferencia entre los dos personas pero no sabe como sepáralos, no sabe que personaje de escrito la poema La identidad: Uno de las temas mayores de Borges es la identidad. La mayoridad, si no todos, de sus libros revuelven acerca de la identidad humana. Sus personajes siempre tienen conflicto de identidad, es decir, quien son? Borges usa el tema de la identidad porque tiene mucho significado en la historia latinoamericana. Las personas de América Latina fueron conquistados por los españoles, quienes tomaron su cultura y su identidad. Así, la audiencia de Borges puede identificar con su tema de la identidad. El doble:

Es como una persona bipolar

Similar a Dr. Jekyll y Mr. Hyde

Tienes dos persona diferentes adentro de tu mente que actúan completamente diferente El concepto de la identidad de Borges

va al rededor de las mentiras del cerebro.

El dualidad de ser:

Es muy similar al doble

La diferencia mas importante es que puede ser mas que dos, puedes tener muchos mundos alternos, no solo dos

También aparece cuando una persona actúa en un manera o piensa en una manera en un instante y en el otro instante piensa algo completamente diferente. Borges pregunta si las personas realmente

son ellos quienes piensan, o su la identidad

es diferente.

Este tema se puede combinar con la dualidad de ser- la idea de tener más que una identidad. Borges usa el espejo cómo símbolo en sus temas del doble, dualidad, y la identidadad. Cómo el espejo refleja la verdad a las personas, no hay espacio para mentiras. Sólo puede demostrar la realidad de las personas, y ellos no pueden esconder de ello. Una de las preguntas mayores de las historias Borgeanas está acerca del espejo. El le gusta hacer que su audiencia considera si el mundo adentro del espejo o el mundo afuera es lo real. Cómo niño, Jorge Luis Borges tenía miedo de su reflexión. No le gustaba cómo las superficies podían mostrarlo otro version de si mismo


Otra realidad : No existe la ley de la atracción.


Todo se basa en como influencias al subconsciente. Ésa es la ley de atracción. Se debe pensar, imaginar, visualizar el objetivo para conseguir todo lo que deseas.

Algunos le ponen el nombre de religión, universo, pero todo gira en torno a la maravillosa mente y su poder.


#WixBlog

© 2020  Laura Maschietto.  All Rights Reserved.

  • Facebook
  • Instagram
  • Tumblr Social Icon
  • Black Spotify Icon
  • 256-256-77e28547b255b9ba85cd20918e83e43b